pedro romero de terreros
Don Pedro Romero de Terreros inaugura en 1775 el Sacro y Real Monte de Piedad de Ánimas.
Monte de la República

empeño

Acerca de Nosotros

Historia del empeño

Las casas de empeño son empresas privadas que prestan dinero a cambio de una garantía prendaria y su fin es de lucro.
El crédito prendario como se conoce en la actualidad tiene su origen en Italia en el siglo XV. Fue una iniciativa de los franciscanos como una forma de apoyo para agricultores, artesanos, pequeños comerciantes y a los pobres. Los montes de piedad sin fines de lucro migraron a otros países de Europa, entre ellos España en 1702. Llegó a México en el siglo XVIII.
El Sacro y Real Monte de Piedad de Ánimas fue inaugurado por Don Pedro Romero de Terreros quien entonces fungía como Conde de Santa María de Regla, el sábado 25 de febrero de 1775, con una cantidad de 300 mil pesos oro para esta obra asistencial, dinero destinado del capital propio del Fundador.
En presencia de importantes personalidades tanto de la Corona española y de la sociedad de la época, las autoridades ecleseásticas ofrecieron una misa previa al primer empeño realizado por Francisco Carabantes, quien empeñó un aderezo de diamantes por los cuales recibió un préstamo de 40 pesos en oro; recuperó la prenda en agosto del mismo año y dejó una limosna de 8 reales.
En México, la práctica del empeño ha demostrado una continuidad asombrosa a lo largo de su historia. La permanencia de este tipo de instituciones ha residido en la combinación de sus operaciones como empresa y los fines asistenciales que una buena parte de ellas cumplen en la sociedad.

Monte de la República

Monte de la República nació en 2001, cuenta con más de 200 sucursales presentes en 17 Estados de la República Mexicana. Es una empresa privada con personalidad jurídica propia que tiene como principales OBJETIVOS:

1. Brindar liquidez inmediata a través del otorgamiento de préstamos prendarios con una tasa de interés baja.
2. Ayudar a todos aquellos con necesidades económicas urgentes.

Los VALORES más importantes de Monte de la República son:

  • Honradez. Se refiere a la cualidad con la cual se designa a aquella persona que se muestra, tanto en su obrar como en su manera de pensar, como justa, recta e íntegra.
    De la honradez se distinguen básicamente cuatro cuestiones fundamentales: manejo de sus actos con absoluta y total sinceridad, propiedad al obrar, transparencia y calidad humana.
    Este último aspecto de la calidad humana resulta fundamental, porque rigurosamente debe haber una especial calidez innata en la persona para que pueda observar todas aquellas características que mencionamos se erigen en representativas de lo que es una persona honrada.
  • Seguridad. Es el sentimiento de protección frente a carencias y peligros externos que afecten negativamente la calidad de vida.
  • Confianza. Es la esperanza firme o seguridad que se tiene en que una persona va a actuar o una cosa va a funcionar como se desea.